miércoles, 22 de febrero de 2017

Nuevo proyecto: cultivar en casa

En casa nos hemos animado a hacer cultivos hidropónicos. A los niños les hace mucha ilusión tener un huerto y comer las cosas que cultivemos; pero como el jardín ya lo tenemos totalmente establecido y sin espacio para un huerto, además de que no queremos cambiarlo, se me ocurrió que podríamos hacer en casa un sistema de cultivos hidropónicos, que puede ser instalado en cualquier sitio, tanto en exterior como en interior; aunque en este último caso, necesitaría el apoyo de luces led especiales para ayudar al crecimiento de las plantas.

He investigado mucho en internet sobre este tipo de cultivos, y esta primavera espero que ya tengamos montado nuestro sistema. Me gustaría que tuviéramos algo, en principio, sencillo y manejable, parecido a estos dos sistemas que he visto en la red:

Con tubos de PVC:

Fuente de la imagen: aquí.

En un contenedor grande, donde las raíces de las plantas quedan flotando en  agua con nutrientes, que es oxigenada y renovada gracias a una bomba de agua:

Fuente de la imagen: aquí.

Por lo pronto, y antes de hacer nuestro sistema de cultivo, quisimos probar un kit de cultivo hidropónico que venden en Ikea a muy buen precio. Por supuesto, no es necesario comprar este kit, ya que se puede hacer una versión casera que dará iguales resultados. Nosotros incluso ya estamos pensando en ampliar el sistema con otras bandejas de cultivo hechas por nosotros.


El semillero, donde germinan la semillas depositadas en lana de roca previamente humedecida ( también se puede utilizar fibra de coco, etc.). 

Una vez germinadas las semillas, y cuando ya han salido las dos hojitas, se trasladan a estas cestitas previamente rellenas de grava, piedra volcánica, piedra pómez, arlita, etc. Por el embudo se añade agua con nutrientes a la cubeta.

Cilindros de lana de roca, piedra pómez y sustancias nutritivas para las plantas.
Compramos semillas de cilantro, albahaca morada, pak choi, acelga, albahaca de limón y repollo.
A los pocos días de comprar todo lo anterior,  los niños  quisieron poner a germinar las semillas:

Llenaron el semillero de agua.

Humedecieron los cilindros de lana de roca.
La bandeja de crecimiento  contiene ocho cestitos, así que únicamente pusieron a germinar ocho semillas.
Y a esperar a que germinen las semillas...
A los cinco días algunas semillas, ya germinadas, presentaban este aspecto:


Esperamos unos días más, y ya pudimos trasplantar dos de ellas a la bandeja de cultivo:


Añadiendo sustancias nutritivas al agua de las plantitas.

Ahora a esperar a que crezcan y a trasplantar las otras semillas germinadas.


A ver si tenemos suerte y obtenemos algo parecido a esto:

Fuente de la imagen: aquí.
Cuando tengamos montado el sistema de cultivos hidropónicos con tubos de PVC, pondré algunas fotos en este blog  ¡ A ver si más gente se anima a cultivar algunos alimentos en casa! ;).

Las ventajas del cultivo hidropónico frente al tradicional son muchas (podéis investigar sobre esto en internet, donde encontraréis muchísima información).

Gracias a este nuevo proyecto, todos aprendemos muchísimas cosas en casa; aprendemos:

- A cultivar nuestras verduras, hortalizas, etc.
- La importancia del agua, los nutrientes y la luz para el crecimiento de las plantas.
- Paciencia, ya que las plantas se toman su tiempo para crecer y para dar sus frutos.
- Etc.

lunes, 13 de febrero de 2017

LAS VENTAJAS DE LEER BIOGRAFÍAS Y AUTOBIOGRAFÍAS


Mientras la elección personal de lectura de mi hijo tiende hacia los futuros distópicos, seguimos incluyendo una variedad de otros géneros para mantener la costumbre que tenemos desde que nació – leer antes de dormir, cómodos y calentitos en la cama.
Aprovechamos la oportunidad de leer juntos, mantenerme informada de las actividades extraescolares de la tarde y hablar de lo que hemos aprendido. Para mí, es un momento del día imprescindible y hemos leído muchos libros fabulosos juntos durante los años.

Un género que asombrosamente descubrí que le gustaba hace un par de años ya, son las biografías y autobiografías. Creo que la atracción es que se aprende de gente ordinaria que hace cosas extraordinarias.
Leer biografías y autobiografías a los niños me parece una muy buena manera de caminar dentro de los zapatos de la gente de culturas y experiencias distintas, las dificultades y privaciones, el coraje, resistencia y aguante de la gente que lo han pasado mucho peor que nosotros. Nos enseña la historia, geografía, la política, los derechos humanos, costumbres humanas y religiones, todo contado a través de los ojos de una persona corriente – una persona como nosotros que llora, ama, sufre e intenta vivir su vida lo mejor que puede. Nos enseña que luchar por lo que crees y esforzarse más allá de la zona de confort tiene sus recompensas.

No eran los usuales biografías de famosos científicos, inventores, políticos, exploradores o músicos (aunque hemos leído esos también – Da Vinci, Tesla, Jobs, Mozart, Bach, etc) que aunque son importantes a conocer por sus contribuciones al progreso de la humanidad, son los menos conocidos que han hecho cosas notables o superado dificultades que hacen la lectura más fascinante e importante.

Especialmente interesantes son los niños y jóvenes que han hecho cosas inspiradoras y maravillosas: los libros Girls Who Rocked the World (Chicas que sacudieron el mundo) y Boys Who Rocked the World de Michelle Roehm –McCann empezaron todo, seguidos por Real Kids, Real Stories, Real Change (Niños reales, historias reales, cambios reales) de Garth Dundem sobre niños activistas, inventores y empresarios alrededor del mundo – niños que desafían las probabilidades y aprenden que incluso los niños pueden marcar la diferencia.
Otras biográficas que recomiendo son I am Masala de Masala Yousafzai que desde los 11 años, luchaba contra los talibanes por el derecho a recibir una educación en Pakistán.

Rabbit Proof Fence (Generación robada) de Doris Pilkington Garimara es sobre tres niñas (8,10 y 14 años) de la pequeña comunidad de Jigalong en Australia Oeste en los años 30, que son enviadas a un centro de internamiento para niñas mestizas y encuentran su camino a casa siguiendo la alambrada a prueba de conejos que divide completamente Australia en dos de norte a sur. Tardan tres meses con un recorrido de más de 2400 kilómetros. Recomiendo el libro y la película (2002).

Roald Dahl en Boy, relata sus experiencias de su juventud en internados ingleses con toda su disciplina y dureza.
Trevor Noah en Born a Crime (Nacido un crimen) es un comediante y anfitrión del programa The Daily Show en los Estados Unidos. Noah creció en Sudáfrica durante el apartheid, de padres mixtos cuando era un crimen casarse o tener hijos con alguien de otra “raza”.  Su historia, algunas veces graciosa y otras veces trágica, relata cuando tenía que quedarse escondido, como no podía andar cogidos de la mano con su mamá cuando salían al parque o las tiendas, los peligros de criarse entre la violencia y discriminación, de no encajar con los blancos y no totalmente aceptado por los negros.

Kids Without Limits (Niños sin límites) escrito por Moriah McCurrack cuando tenía 13 años y enseña que si quieres, puedes triunfar en todo lo que te propongas.
Of Beetles and Angels (De escarabajos y ángeles) de Mawl Asgedom cuenta el camino desde un niño viviendo en un campo de refugiados en el Sudan hasta conseguir una beca completa a Harvard y trabajar de autor y orador público a los jóvenes.

Mud, Sweat and Tears (Barro, sudor y lágrimas) de Bear Grylls habla de cuando hacía montañismo y artes marciales de joven, su amor por la aventura y consiguiendo retos mucho antes de llegar a ser el tío masoquista de la supervivencia en la BBC.
Bueno, esos son algunos de los autobiografías y biografías que hemos leído y claro, por último, si bien no menos importante, a la vez que hago publicidad de todos estos libros, enchufaré descaradamente el de mi hijo para los que todavía no lo conocen, el relato emocionante de sus experiencias en el Camino de Santiago en Valiente, Las Aventuras de un niño de 10 años en el Camino de Santiago, de Adrián Cercadillo Silverthorne.

Os los recomiendo!! J

Por cierto, si alguien conoce una buena biografía o autobiografía, que nos la recomiende, por favor! Gracias!

 

viernes, 3 de febrero de 2017

TALLER DE LA TERMODINAMICA

 
El martes pasado Adri expuso otro taller de ciencia, esta vez sobre la termodinámica. Aunque puede ser un tema complicado, habló de los conceptos en el contexto de nuestra vida cotidiana, como ¿por qué hay que llevar guantes , abrigos y gorros en invierno?, ¿por qué se caliente una cuchara en agua caliente?, ¿por qué no se enfría el chocolate caliente en el termo?, ¿cómo pueden vivir los animales en el ártico?, ¿cómo viven los esquimales en casas de nieve? y mucho mas...
Había varios experimentos para explicar conceptos como la transferencia de energía y la primera ley de termodinámica, conducción y aislamiento, las tres formas que se transfiere el calor, la segunda ley que se trata del calor siempre va al frío, y nunca frío al calor, etc.
Los niños estaban muy atentos y contestaron preguntas nada fáciles para su edad, demostrando una vez mas, que los niños aprenden mejor cuando pueden participar activamente en su propio aprendizaje, aprender haciendo en lugar de solo leer y escuchar.
 
Para ver mas del taller y leer las explicaciones de los experimentos, id al blog de Adri CIENCIA DE LA VIDA. :)
 




 



domingo, 29 de enero de 2017

Pintamos

Pintamos Hojas



Pintamos Ventanas







Pintamos Suelos

Pintamos Reflejos

Pintamos telas, manos, caras...

Pintamos...

Soy como tú...a veces no tengo paciencia

Ayer una madre conocida a la que hacía tiempo que no veía me preguntó si seguía en casa con mis hij@s y le dije que sí.

Mi respuesta fue más menos así:

 seguimos a ratos en casa...a ratos fuera...a ratos solos... a ratos acompañados...Más menos al gusto del consumid@r.

Ella me dijo:
- "Yo no podría. No tengo paciencia".

Me quede un rato callada... pero esta vez no me callé mucho...Me salió de dentro de las vísceras:

- "Yo tampoco tengo paciencia.
Yo también  gruño, si eso quieres decir...
Mis hij@s gruñen, mi marido gruñe, yo gruño y tod@s nos gruñim@s"

Se me ocurre conjugar ese verbo...el verbo gruñir y dejarlo aquí bien claro:



YO gruño
Tú gruñes
Él/Ella gruñe
Nosotr@s gruñimos
Vosotr@s gruñís
Ell@s gruñen.

Yo te gruño
Tú me gruñes

Nosotr@s nos gruñimos
Vosotr@s os gruñís
Ell@s se gruñen

Me encantan mis hij@s y me encanta vivir la vida a su lado y no la cambio por nada ...pero...

yo también me enfado
Yo también  pierdo los nervios y me escucho diciendo palabras que no quiero decir.

Yo también me enfado cuando se pelean... cuando se gritan... cuando me gritan...cuando me dicen palabras que no me gustan o me ponen caras de me importas un pito.

Yo también me enfado cuando me chillan o cuando estoy cansada y no se me da tan bien eso de tener paciencia.

En fin...esto es sólo una reflexión para decir que las familias que educamos en casa también  perdemos los nervios... que a veces parece que eso no puede ser posible si elijes esta forma de vida...

También nos ocurre algún rato que  las cosas parecen "horribles":

 los niñ@s gritan , se pegan, o se quieren pegar, todos chillamos, todos nos miramos con cara de pocos amigos o como si fuéramos unos pistoleros del lejano oeste....nos miramos con miradas que cortan el hielo...

SI...al menos en mi casa si nos enfadamos y...SI... a veces nos gruñimos y  SI...no siempre tenemos paciencia.

Y por otro lado quiero que quede claro también el verbo

YO amo
tú amas
Él/Ella ama
Nosotr@s amamos
Vosotr@s amáis
Ell@s aman

y el verbo

YO te amo
Tú me amas
Nosotro@s nos amamos
Vosotr@s os amáis
Ell@s se aman

Y es que amo y aprendo, me equivoco y aprendo y no siempre tengo paciencia y aprendo.







sábado, 28 de enero de 2017

Tener tiempo


"Si fuera a la escuela no tendría tiempo para hacer todo lo que quiero hacer". Lo dijo mi hijo, Damián, cuando tenía 5 o 6 años. Le habían preguntado si no le gustaría ir, si no se sentía solo (yo creo que lo que querían decir era si no se sentía "bicho raro").

Pero lo cierto es que nunca se ha sentido así. Ni solo, ni raro, ni que se estaba perdiendo algo importante. Siempre ha sido la envidia de sus amigos. Más de una vez nos han dicho "ojalá mis padres me dejaran no ir al colegio". Incluso una vez una niña me pidió, muy formalmente, que hablara con su madre para que la sacara del cole.

A mi me alegra que mi hijo sea consciente de lo afortunado que es por poder decidir a qué dedica su tiempo; que se haga responsable de su propia vida desde pequeño pero, sobre todo, que se de cuenta de ello.

Christopher Paolini decía que había tenido mucha suerte de ser educado en casa en Alaska, donde le tocó pasar muchas horas a solas y en el interior. No podía ir al parque, como suelen hacer los niños en otros lugares. Tuvo mucho tiempo para aburrirse, para reflexionar, para leer y ver películas, para estar consigo mismo. ¡Conocerse! ¿Acaso no es esa la clave de una vida plena? Entre los 14 y los 16 años, Paolini estuvo encerrado en su habitación y sólo salía para comer y para hacer una hora de deporte al día. Estaba escribiendo una novela. La novela se tituló Eragon. El resto, creo que ya lo conocéis (y si no, para eso está Google).

A Paolini le interesaban el cine y las novelas fantásticos. A mi hijo le interesan el cine (en general) y los videojuegos. Los dos disponen del tiempo y de la libertad necesarios para cultivar esos intereses.







Ayer por la noche me mandó un email (mi hijo, no Paolini, que no me conoce). Decía:

Hola, he visto este vídeo y me ha gustado lo que dice, así que te lo mando para que le eches un vistazo.

 



Si a vosotros también os interesa el tema, si vuestros hijos quieren ser gamers o youtubers y a vosotros os entra urticaria sólo de pensarlo, os recomiendo que leáis este libro  (y después se lo regaláis a vuestros hijos).

De nada.




domingo, 22 de enero de 2017

Edad de hielo y de sueños olvidados




Estos días hemos tenido nuestros escarceos con las pinturas rupestres.
-La gente cree que eran tontos, pero eran iguales que nosotros.
-¿Y tú por qué crees que pintaban en las cuevas, mi ecopédico hijo?
-Son galerías, como una galería, como un museo.
-¿Y por qué pintaban las mejores en el fondo de la cueva, en un lugar oscuro y difícil de llegar?
-Para guardarlas mejor, para protegerlas.
-Esto lo pongo en el blog, porque creo que no se lo había oído a nadie.
-¿Jugamos a que es una película?
-Vale.